Queridos amigos:

Os deseamos salud para todos y esperamos que os encontréis bien.
Nuestro horario de consulta sigue siendo de lunes a jueves por las mañanas, y los lunes también por la tarde.

Os pedimos un poco de paciencia, ya que por motivos de seguridad nuestro ritmo de trabajo será inevitablemente más lento, y se reducirá el número de pacientes que podemos atender en el día, pero poco a poco iremos retomando la marcha habitual.

Hemos trabajado duro para remodelar la clínica y convertir nuestro lugar de trabajo en un espacio seguro, en el que te puedas sentir tranquilo y protegido.

Para ello hemos establecido unos protocolos y unas medidas de seguridad que todos deberemos cumplir sin excepción. Te ruego de antemano que disculpes las pequeñas incomodidades que esto pueda ocasionar.

Con el fin de evitarte molestias y por el bien de todos, por favor lee atentamente los siguientes puntos que hacen referencia a la marcha de la clínica:

¡Muchísimas gracias por tu comprensión!