En verano tendemos a relajar nuestros hábitos de salud dental, sobre todo si estamos de vacaciones. Tenemos menos control de nuestra dieta y abusamos de dulces, helados y refrescos, lo que puede dar lugar a problemas en la boca. Con estos 4 consejos, desde Clínica de Ortodoncia Dr. Arturo Baca, te ayudamos a afrontar el otoño evitando problemas dentales.

1- Dieta equilibrada.

Las vacaciones son una época propicia a comer fuera de casa, a deshoras o picotear. Estos excesos no solo nos llevan a tener unos kilos de más a la vuelta, también nuestros dientes se resienten. Retomar una dieta saludable no solo te ayudará a volver a tu peso, también favorecerá que tu boca se mantenga sana. Alimentos como las frutas y verduras frescas  hacen que tus dientes estén fuertes y combatan las enfermedades periodontales.

2- Volver a la rutina de higiene dental.

En verano solemos ser menos estrictos porque no tenemos horarios o somos más flexibles con las rutinas. Lo principal para comenzar a cuidar nuestros dientes de nuevo es volver a lavarlos sin excusas. Nuestra recomendación es que por lo menos os los lavéis 3 veces al día y a ser posible después de cada comida, para evitar que se acumule la placa dental.

3- Mantente hidratado, es esencial para tus dientes.

Con el calor beber agua es muy importante, pues no hay que olvidar que la deshidratación puede dañar nuestra salud bucal. Una ingesta adecuada de agua  durante y después del verano hará que mantengamos los niveles de salivación necesarios para que nuestros dientes se mantengan sanos. La saliva es un protector natural de nuestros dientes, ya que actúa como desinfectante y evita que se cree placa e infecciones de las encías.

4- Sigue siempre las instrucciones del ortodoncista.

Después del verano acude a tu cita con tu ortodoncista  y no dejes de seguir sus instrucciones, porque son necesarias para conseguir una oclusión correcta. Si no lo haces, retrasarás el tratamiento. Aunque no hayas sentido ninguna molestia, localizar un problema a tiempo puede ser crucial para evitar que se magnifique.

Revisión preventiva en niños.

Por supuesto son los más pequeños los que acaban excediéndose más durante el verano. Los dientes de los niños están más expuestos a los extras de azúcar en este periodo. Es conveniente que realices una revisión de su boca después del verano para comprobar que todo está en orden.

Además si tu hijo es mayor de 7 años, insistimos en la conveniencia de que también realices una primera revisión con el ortodoncista, quien evaluará su crecimiento óseo y el reemplazo dentario. Esta etapa es crítica para evitar problemas dentales futuros .

Nuestra recomendación para que luzcas una sonrisa sana, es por supuesto la prevención y que ante cualquier duda acudas a nuestra clínica.