Ortodoncia convencional
(niños y adultos)

Realizamos cualquier tipo de tratamiento de ortodoncia, desde los casos sencillos hasta los mas complicados, y tanto en niños como en adultos. Disponemos también de aparatos de colores para niños y gente divertida.

Cuéntenos lo que le preocupa y nosotros lo resolvemos.

En nuestra clínica, entendemos la importancia de sentirte acompañado y comprendido en tu tratamiento de ortodoncia.
Estaremos encantados de atender todas tus dudas.

Hoy día es habitual cruzarse con alguien en la calle, en el colegio o en el trabajo que lleva colocados aparatos de Ortodoncia. Existen de muchas clases y formas. Algunos se los puede poner y quitar el propio paciente debiendo llevarlos durante determinados momentos del día o de la noche, mientras que otros son fijos, van pegados a los dientes y funcionan durante todo el tiempo. El ortodoncista emplea el que es mejor para cada persona según el problema que tenga.

Los aparatos NO manchan ni estropean los dientes. Sin embargo, si no te cepillas correctamente se acumularán sobre ellos restos de comida, y estos restos sí que podrán mancharlos y estropearlos. Pero si tu higiene es buena no tendrás problemas.

Los dientes hay que moverlos muy lentamente para no lastimarlos. Es necesario “engañarlos” con nuestros aparatos para que se coloquen poco a poco en su lugar correcto y esto requiere tiempo. Por lo general los tratamientos duran entre año y medio y dos años y medio, aunque este tiempo puede acortarse o alargarse dependiendo de cómo responda el organismo, y sobre todo de la colaboración del paciente.

Siempre que podemos, hacemos el tratamiento sin quitar dientes. Sin embargo, en algunas ocasiones los dientes están muy apiñados y es necesario quitar algunos para poderlos alinear. Lógicamente, los huecos que quedan al quitar estos dientes los cerramos luego totalmente con los aparatos.

Una vez que la boca está bien, es imprescindible sujetar los dientes durante bastante tiempo, ya que éstos tienen tendencia a volver a su posición inicial. Para evitar esto colocamos unos aparatos sencillos llamados “retenciones”. Las retenciones pueden ser de dos clases: Fijas (el paciente no se las puede quitar) y removibles (el paciente puede ponerlas y quitarlas).

Además de la ortodoncia normal, en la cual los aparatos pueden verse más o menos según cada caso, existen hoy día tratamientos muy estéticos, en los cuales gran parte de los aparatos son transparentes o bien su aspecto se confunde con el de los dientes pasando casi inadvertidos. También disponemos en clínica de una técnica que se llama “Ortodoncia Lingual u Ortodoncia Invisible” en la cual la mayor parte de los aparatos se colocan por detrás de los dientes y no se ven.

Fraccionamos el pago de tu Tratamiento

SIN intereses.
En forma de cuotas mensuales consecutivas.

Estudiamos cada caso y te ofrecemos financiación a tu medida, para que el coste de tu tratamiento sea más flexible y cómodo para ti.